Seleccionar página

Corre el año 2025, fecha desastrosa para la humanidad en general, y ahora voy a explicar los motivos por los que aseveró dicho desastre.

La gente en general había perdido los valores básicos de la convivencia hacía años. Había muchos factores que influyeron en tal calamidad, entre los que se encontraban el desapego familiar, la emigración masiva de los pueblos, y la interacción de diferentes modos de vida, diferentes culturas, y por supuesto, la más evidente de todas, las diferencias en torno a la religión.

Básicamente el personal se volvió más rebelde, inseguro, y dependiente de las tecnologías emergentes, que cada día ofrecían millones y millones de anuncios publicitarios, a través de cualquier tipo de acontecimiento, bien fuere a nivel mundial, por país, o simplemente, por ciudad.

Las noticias falsas fueron imparables, llegando a no poder discernir de ninguna manera, si lo que anunciaban o publicaban los medios tecnológicos, eran una realidad cierta, o era una invención generada para lograr cultivar un campo de riqueza sin fin.

En este sentido, empezaron a aparecer frecuentemente símbolos satánicos en cualquier tipo de medio que pudiera tener prestigio, desde plataformas de cine hasta grandes centros comerciales, todos introducían simbología beligerante y satánica, violenta en muchas ocasiones, y pornográfica en otras tantas.

Los hombres y mujeres de menor edad, cada vez más adoptaban una forma de vestir cada vez más radical, más negra, más oscura en definitiva. Pero eso no era lo peor, sino que lo peor era que se creían superiores a los que todavía no se portaban o actuaban con la misma perseverancia que ellos.

La Planificación

Estos jóvenes miraban con recelo, hablaban de matar al prójimo, al familiar. Practicaban el sexo en cualquier parte, sin importar nada, ni si era sexo homosexual, masoquista, o simplemente sexo sin penetración. Eran conscientes de que estaban ganando terreno a lo que hasta entonces había sido la gente común.

Esta legión rechazaba por sistema trabajar, solo querían lograr disfrutar el máximo posible, en el menor tiempo posible, sin asimilar ningún tipo de consecuencia. Destinaban sus esfuerzos a empoderar al colectivo, la simbología satánica, y la maldad, como una forma de entender la vida moderna.

Las desapariciones comenzaron, y se fraguaron con una rapidez imparable. Desparecían abuelos, niños, mujeres, hasta las mascotas. Y por su parte aparecían cada vez más los sacrificios y rituales de sangre, esotéricos, y cualquier otro como el canibalismo, enraizado en la profundidad de los pueblos, y las costumbres antiguas.

Vikingos, sacerdotisas, magos, hechiceros, animales peligrosos, catástrofes, hundimientos, plagas, enfermedades, cualquiera de estos temas, eran consagrados en la más alta estima de esta legión satánica.

El desastre había comenzado. Ya ni el dinero ni el poder, ni los ejércitos, serían capaces de revocar esta actitud generalizada entre la sociedad. Mandaba quien mandaba, es decir, la legión satánica. La cual ejercía una extraordinaria maldad contra sus semejantes si no les acompañaban en sus ritos y hábitos malignos.

El Desenlace

Todo fue descontrolándose, la logística de la producción, la economía del bienestar, la atención médica, los transportes de alimentos y su cultivo, hasta el agua fue objeto de venta recurrente para los infieles. Solo podrían beber su botella de agua diaria los seguidores, practicantes, iniciados, y en general todos los comunes a la legión satánica.

Los que tenían mayor edad en la sociedad del año 2025, venían contemplando cambios que no eran de su agrado, pero nunca se atrevieron a combatirlos de ninguna forma. Ahora fijaban su mirada impasible en los horrendos sucesos, que se incrementaban muy a su pesar.

Las calles pronto llegaron a ser escenario de cruentas carnicerías, provocadas, por ataques armados, con cualquier tipo de arma o medio para destrozar, aniquilar, descuartizar y matar. Ningún miembro de la legión satánica, tenía ningún perjuicio para realizar este tipo de crímenes, asesinatos, desmembramientos, ataques, he incluso inducciones al suicidio.

Mundo Satánico

El mundo estaba completamente dominado por la legión satánica. Y no tenían líder, ni cabeza visible, ni destacados parlanchines o predicadores del mal. Pero tampoco tenían quien les llevara la contraria, pobre de aquél que…

Llegó la fecha del 1 de noviembre de 2025 y con ella, algo no esperado sucedió. En el cielo oscuro de la noche antes, cuando todo era crimen y devastación humana, y cuando mayor lujuria se veía en plena calle, apareció en el cielo una luna llena más grande de lo normal.

Una luna llena que era enorme, y la humanidad, y la legión satánica miró hacia ella impresionados, y a la vez excitados, y la luna estalló con un poderoso estruendo, y todos los elementos producto de la fragmentación, cayeron a gran velocidad a la Tierra. Y allí el clamor era el silencio.

El impacto de los elementos fue tal, que se produjo el gran cataclismo mundial, donde los océanos cubrieron con gigantescas olas las zonas cubiertas del planeta durante días. El fin había llegado para toda la humanidad, incluida como no, la malvada legión satánica que había sacrificado al mundo.

Si te gustan los Relatos de Terror: Lee ahora Relatos de Terror Aciago

Relatos de Terror Aciago
Libro de Terror. Relatos de Terror Aciago.
error: ¡El Contenido Está Protegido!